Ventajas del contrato de iguala

Antes de comenzar a explicarte todo sobre el contrato de iguala, empezaremos por saber ¿en qué consiste? Este es un contrato por el cual el cliente y su abogado alcanzan un acuerdo. El contenido de este, detalla la prestación de los servicios jurídicos, sus condiciones y el tiempo durante el cual se ejecutará; en contrapartida de un importe mensual. Aunque para el pago se puede pactar una periodicidad específica, lo habitual es hacerlo mes vencido. 

Por un lado, con la firma del contrato entre ambas partes, el cliente tiene la total disponibilidad del abogado contratado. Por otro, se beneficia de un coste por mes que ya está fijado y no puede cambiar. Esto también supone un beneficio para el abogado, ya que le otorga algo de estabilidad en sus ingresos mes a mes. 

Es importante señalar que en la Ley no existe un texto que defina este contrato de iguala o tarifa plana. No obstante, si hay una idea que se ha creado a través de los años para hablar de su funcionalidad. Para el Art. 1.544 del CC, señala que el contrato de iguala profesional es un tipo de modalidad tradicional del contrato de arrendamiento de servicios, definido así: 

“En el arrendamiento de obras o servicios, una de las partes se obliga a ejecutar una obra o a prestar a la otra un servicio por precio cierto.” 

En consecuencia, debemos hacer diferencia entre las obligaciones para cada uno. Es decir, la obligación del cliente, quien está comprometido a pagar el importe mensual que se haya acordado de manera general, incluso si en alguno de los meses los servicios del abogado no se necesitaron. Asimismo, el abogado tendrá la obligación de responder con prontitud a su cliente y brindarle todos los servicios que fueron pactados en el contrato de iguala, dentro de un plazo aceptable. 

¿Cuáles son los servicios que se incluyen en el contrato de iguala del abogado? 

Pues bien, en este apartado veremos cuáles son esos servicios que se pueden incluir en el contrato. Inicialmente, todos los acordados por ambas partes. Sin embargo, existen unos servicios en particular que habitualmente incluyen los contratos de iguala. 

Evidentemente este contrato también puede variar en función del cliente: empresa o particular. Para cualquiera de estos casos, los ámbitos a incluir en el modelo de contrato de iguala, respecto a la clasificación del derecho son: 

·         Laboral: aquí se incluyen, como los más habituales, el análisis de antecedentes, asistencia de dudas y preguntas de un caso en particular, y la actualización del convenio colectivo.

·         Civil: en este caso es común la redacción de los contratos de compraventa y arrendamiento. Asimismo, asistencia inmobiliaria y el reclamo de deudas.

·         Mercantil: es muy frecuente el contrato de iguala en el contexto del derecho mercantil. Los servicios más comunes son la redacción de certificados y contratos; además de la correcta asesoría para cumplir con las obligaciones fiscales que se deriven de la empresa.

Lo más aconsejable es que si estos servicios quedan por fuera del contrato de iguala, se incluyen detalladamente. Aquí es importante tener presente el nivel de detalle para firmar el contrato. Con ello evitarás problemas en el futuro respecto a los servicios contratados y la prestación de los mismos. 

Contenido del contrato de iguala con un abogado 

Como ya os contamos, qué es y qué servicios incluye este acuerdo, ahora explicaremos cómo es la redacción del contrato de iguala con un abogado. La diferencia de este frente a los demás, es que se puede suscribir entre el abogado y el cliente. 

Para empezar, en el contrato de iguala profesional, deben estar ambos nombres que intervienen en el contrato, completos y con su documentación identificativa. Luego, estarán recogidos todos los servicios que incluye dicho contrato y el total de la cantidad de la iguala o la tarifa mes a mes que el cliente se compromete a pagar. 

Algo favorable es que, entre más se pueda, se especifique en detalle los servicios que comprende el contrato. De igual manera, también es positivo incluir las acciones del abogado que, estarán excluidas de la tarifa pactada. Asimismo, ten presente que cuando el cliente suscribe el contrato de iguala con el abogado y necesita uno de esos servicios excluidos, él aplicará un descuento del precio inicial. 

A continuación, estará de forma específica, cuál será la forma de pago y cuándo se harán las revisiones del precio. Existe la posibilidad de hacer un ajuste en la tarifa durante el tiempo de su vigencia; además este es otro detalle a especificar, su duración. Es común dejar claro el tiempo mínimo de duración del contrato de iguala entre el abogado y el cliente. 

¿Cuáles son los beneficios del contrato de iguala profesional? 

El contrato de iguala profesional siempre traerá muchos beneficios tanto para el cliente como para el abogado. 

Para el abogado: 

·         Le provee una estabilidad financiera, ya que da garantía de un ingreso fijo mensual.

·         Asegura que el precio pactado en el contrato no varíe o se modifique, minimizando el riesgo a que exista alguna excepción, aunque esta será consensuada.

·     Durante el proceso de elaboración del contrato, es habitual que el abogado haga el cálculo del importe por sus servicios y que estos le sean rentables. Cuando lo haga podrá prever el volumen de trabajo que tendrá. 

Para el cliente: 

·       Le facilita el conocimiento exacto del precio de los servicios mensualmente. Excluyendo los que se soliciten y no estén contemplando en el acuerdo.

·         Le permite al cliente tener una tranquilidad legal y financiera, ya que puede acudir al abogado las veces que necesite sin incrementar el importe mensual.

·         Durante la negociación del contrato de iguala entre abogado y cliente, se puede negociar los servicios que el cliente considere que serán más recurrentes.

·         Da seguridad jurídica al cliente, gracias al acompañamiento y asesoría de su abogado en cada momento.

·         Es común que el cliente obtenga un beneficio en el precio de los servicios, siendo menor al del mercado, cuando abona mensualmente la iguala pactada, ahorrando costes. 

En mutuo beneficio, resalta la opción de recurrir al contrato de iguala profesional por parte de toda persona. Es decir, de esta modalidad de contrato pueden beneficiarse: un particular, pequeñas o grandes empresas, organizaciones, instituciones etc. Para los abogados, están en derecho de trabajar con contrato de iguala independientemente de su situación; autónomo o en un despacho. 

¿Cuándo es buena idea firmar un contrato de iguala? 

Aparte de las situaciones en las que firmar un contrato de iguala sea buena idea, es además un modelo de colaboración o prestación de servicios preferente por encima de otros: A continuación, veremos en qué situaciones: 

Relación de confianza 

En ocasiones donde exista la confianza entre ambas partes. Por ejemplo, cuando el abogado y su cliente ya tienen una relación profesional, o tal vez anteriormente trabajaron juntos y con ello, se han dado cuenta de la buena comunicación y entendimiento. De acuerdo a esto, el trabajo por igualas dará buenos resultados. 

Pues la confianza y la buena comunicación cuando hay que explicar los problemas y los objetivos, es fundamental y brinda calidad en el servicio. Para esta clase de relación comercial siempre, tanto abogado como cliente, deberán proporcionar toda la información correspondiente y la disponibilidad que requiera cada caso. 

El cliente demuestra planificación o estabilidad 

Aquí es importante y aconsejable mencionar que, es mejor evitar comprometerse a trabajar mediante el contrato de iguala, con clientes que estén involucrados en varios procesos judiciales y administrativos.  Tampoco en casos donde se perciba algo de inestabilidad en ese sentido. El cliente deberá entender que un contrato de iguala con el abogado no sería un trato justo en estas condiciones.

También es importante tener presente que, así el cliente ahorre costes con el contrato de iguala mes a mes, esto no es un hecho para abusar del tiempo y confianza del abogado. Debe haber un equilibrio y sinceridad en el momento de presentar las necesidades que se cree tendrá desde un principio. 

Tiempo y recursos del abogado 

Así como el cliente no debe abusar del tiempo y confianza del abogado, él también está en la obligación de ser sincero y asegurarse con anterioridad de que tiene la disponibilidad necesaria para atender las solicitudes del cliente, en el momento que se requiera y en los plazos que se establecieron.  

Pues bien, si como abogado consideras que tienes una amplia cartera de clientes, los cuales ocupan completamente tu jornada laboral, es mejor que replantees la situación. 

Voluntad de trabajo a largo plazo 

El contrato de iguala es beneficioso para el abogado y el cliente cuando hay una voluntad (principalmente por parte del cliente) de hacer formal la relación de trabajo a largo plazo. Por el contrario, si los servicios del abogado, ya sea como particular o empresa, se necesitan para casos muy puntuales, es posible que se llegue a pensar que el contrato no es rentable y den por finalizado el servicio. 

Lógicamente, existe en el contrato una cláusula del periodo de vigencia del mismo, pero no es conveniente para el abogado que su cliente tenga la idea de que está pagando por algo que, realmente, no necesita. 

Recomendaciones útiles a la hora de hacer un contrato de iguala 

Pese a que anteriormente mencionamos algunas cuestiones como el buen entendimiento entre el cliente y el abogado, también es útil tener presentes algunas precauciones que servirán para dar una mejor garantía del contrato de iguala. Entre ellos están: 

Recomendaciones para los abogados: 

·         Estar bien informado de la identidad, actividad y finalidad del cliente.

·         Acordar un periodo de prueba, con el fin de saber si el importe mensual es el correspondiente de acuerdo a los servicios que se necesite el cliente.

·         Elaborar un sistema de mediación que permita el análisis de la iguala, es decir, si esta es rentable, o al menos para asegurarse de que tiene más ganancias que pérdidas.

·         Es aconsejable que el contrato de iguala profesional incluya una cláusula de indemnización por resolución unilateral de parte del cliente, pero esto deberá ser negociado con él. En caso de que el cliente esté en desacuerdo, se deberá volver a firmar el contrato. 

Recomendaciones para los clientes: 

·         Ser sincero en el momento de comunicar el caso en particular o el de la empresa, ya que es esencial para el abogado, de lo contrario no podrá ejercer de manera exitosa en defensa del cliente o actuar idóneamente frente a cualquier otro trámite.

·         Es importante comprender que existirán meses donde los servicios del abogado no se necesiten, pero a la hora de necesitarlo, lo que se obtiene del abogado será toda su disponibilidad.

·         Es aconsejable hacer el ejercicio de previsión y solicitar una cláusula donde se establezca como se continuará trabajando, en las posibles situaciones que queden pendientes cuando el contrato termine. Si el cliente decide no seguir con los servicios del abogado, dichas situaciones no pueden quedar inconclusas.

En resumen, si se tienen presentes todos los consejos y recomendaciones mencionados anteriormente; incluyendo también una buena relación de confianza entre ambas partes, el contrato de iguala tendrá ventajas tanto para el cliente como para el abogado. 

El contrato de iguala profesional es, básicamente, una relación donde la retribución es para ambas partes; porque el beneficio es de una buena planificación y previsión. Si estás buscando a ese abogado de confianza, lo más probable es que encuentres al mejor en Lexify. Solicita tu presupuesto y nosotros te enviaremos varias opciones para que elijas, sin ningún compromiso al abogado que más se adapte a tu situación.

Completa el formulario y recibe presupuestos de abogados de forma gratuita