¿Latigazo Cervical? Tratamiento y reclamaciones

El latigazo cervical es una lesión. Aunque no es grave, puede causar un malestar intenso o incluso un dolor intenso. En algunos casos, puede convertirse en una enfermedad crónica. Técnicamente hablando, estos daños en los músculos o tendones del cuello que conectan los músculos con los huesos. Si hay dolor, generalmente ocurre en el cuello o los hombros. 

El latigazo cervical no debe confundirse con el esguince cervical, aunque los síntomas y el tratamiento pueden ser similares, no siempre es así. La causa principal de un esguince cervical es que hay ligamentos desgarrados, que conectan las vértebras entre sí. 

Sufrir de un latigazo cervical supone padecer también sus síntomas requiriendo llevar a cabo una terapia que, generalmente son sesiones de fisioterapia y rehabilitación. 

A continuación, veremos todos los detalles de esta lesión, su tratamiento y todo lo que conlleva en la parte legal y laboral, en casos donde se producen accidentes de tráfico (una causa muy frecuente) 

¿Qué es el latigazo cervical? 

Las lesiones de los ligamentos vertebrales causadas por latigazo cervical suelen ser causadas por una flexión y extensión excesivas del cuello, y generalmente son causadas por fuertes vibraciones inesperadas, como las vibraciones en accidentes de tráfico y el coche que está detrás de nosotros nos golpea. 

En este caso, el cuello se afloja y no puede limitar inmediatamente el movimiento causado por el impacto. Por lo tanto, los latigazos o los esguinces de cuello suelen estar relacionados con accidentes de tráfico. Sus efectos pueden ser graves, especialmente para los casos en los que la persona no se coloca el cinturón de seguridad o cuando la musculatura es débil. 

¿Cuáles son los síntomas del latigazo cervical? 

En muchas ocasiones los latigazos cervicales no demuestran alguna alteración realmente importante (incluso en las radiografías, el TAC o la electromiografía). Por ello es que los síntomas de esta lesión cobran mucho sentido, además la exploración física y la frecuencia con la que el dolor se presente, luego de sufrir un accidente de coche. Dichos síntomas son:

·         Sensación de dolor en el área del cuello.

·         Tensión muscular y agarrotamiento en el área del cuello.

·         Menor grado de movilidad en la zona del cuello

·         Dolor cuando se hacen movimientos con la cabeza

·         Cefalea, habitualmente desde la base de la cabeza hasta la frente

·         Dolor en el lumbar

·         Dolores en los dedos de las manos (síndrome del túnel carpiano)

·         Percepción anormal de frío o calor. A veces parestesia (hormigueo en la piel).

·         Sensación de mareo o inestabilidad.

·         Disfunción de la mandíbula 

Debe considerarse que el latigazo cervical no es una lesión objetiva, es decir, ningún cambio en la zona afectada puede explicar razonablemente la existencia de estos síntomas, reduciendo así la legitimidad de los síntomas comunicados por el paciente a su médico. 

Este hecho puede dar lugar a diferencias de opinión entre los asegurados, las compañías de seguros y los profesionales médicos, siendo difícil probar la razonabilidad de los daños y cobrar la compensación económica correspondiente. Por tanto, buscar las opiniones y el asesoramiento de un abogado especialista puede ayudar a las personas afectadas a reclamar sus derechos. 

¿Cuál es el tratamiento para el latigazo cervical? 

A lo largo de los años, y hechas varias investigaciones, se concluyó que solo cuando el dolor es más severo se puede fijar en la zona afectada un collarín, haciendo límite de su uso, en los primeros días luego de la lesión. 

Por el contrario, en los tratamientos de latigazo cervical, algunas de las técnicas que tienen sentido son: 

·         Aplicar frio en la zona afectada

·         Tomar medicamentos antiinflamatorios y así reducir gradualmente el dolor y la inflamación

·         Realizar masajes localizados.

·         Aplicación de ultrasonidos

·         En pocos casos es necesaria una intervención quirúrgica. 

El tiempo de recuperación, luego del latigazo es relativo y depende de cada situación concreta. Se recomienda reanudar la vida normal lo antes posible después de que se alivie el dolor y tomar medidas preventivas, al practicar deportes o cualquier otra actividad que implique ejercicio extenuante. 

En algunas ocasiones, las molestias pueden seguirse presentando en zonas muy específicas, aun cuando ya haya pasado mucho tiempo, lo que se convierte en una leve dolencia crónica. 

Latigazo Cervical a causa de un accidente de tráfico 

Aunque los latigazos pueden ocurrir en muchas otras situaciones (como esquiar o escalar), los accidentes de tráfico suelen ser la causa más común. 

Pese al dolor que se pueda sentir en esos momentos del impacto, y teniendo presente que cada caso es diferente, los plazos y procedimientos pueden variar notablemente, a continuación, vamos a enumerarlos y dar la explicación de lo que cada uno deberá atravesar, de manera habitual, por los afectados de un latigazo cervical en un accidente de tráfico: 

1.      Accidente: En la mayoría de los casos, los latigazos provocados por accidentes de tráfico son provocados cuando el coche, inmediatamente detrás de nosotros no se detuvo a tiempo y golpeó la parte trasera de nuestro vehículo. 

Es muy seguro que la culpa recaiga sobre el otro conductor, así que será mejor intentar manejar la situación de forma amistosa en el momento, eso sí, en caso de que las lesiones no sean graves. 

Lo que podría pasar aquí también es que el otro conductor no asuma los hechos. Por ejemplo, si los daños materiales son importantes, es recomendable comunicarse de inmediato con las autoridades para que se encarguen de terminar el atestado. 

Igualmente, debemos llamar a la compañía aseguradora que tengamos para comunicar el estado del coche debido al accidente, así como la aseguradora de los conductores afectados. De lo que se derive, de las negociaciones y de nuestro estado de salud, se iniciarán los trámites necesarios.

2.      Visita médica: Si sospechamos que alguna parte de nuestro cuerpo puede estar lesionada o tenemos algún dolor, entonces debemos tomar medidas de emergencia en el lugar del accidente, debemos acudir a un médico lo antes posible. 

Esto es importante porque no te puedes tardar más 72 horas para presentar cualquier tipo de reclamo o defender la lesión y que más adelante, podría ser perjudicial para nosotros. No olvides que, independientemente de los resultados del examen, siempre debes solicitar un informe de asistencia médica y conservarlo. 

3.      Solicitar la asistencia legal 

Si, luego del accidente y la pertinente visita médica, acreditas que has sufrido un latigazo cervical (o cualquier otra lesión), además de iniciar tratamiento y recuperarte sin secuelas, también debes tener la asistencia de un abogado. Especialmente porque en la legislación actual, que está fijada en la ley en el Baremo de accidentes, es realmente muy difícil de entender. 

Tener el asesoramiento legal de un abogado te permitirá reclamar de manera exitosa todas las garantías de tu caso, además de respaldar tus lesiones, si necesitas la baja laboral, por ejemplo. 

4.      Tratamiento inicial y de rehabilitación: La mayor parte de las personas que sufren de un latigazo cervical a causa de un accidente de tráfico, requieren seguir un tratamiento medicado junto con sesiones de fisioterapia, o en algunos casos también se prescribe la realización de ejercicios por parte del profesional médico, aun cuando estas no sean tan graves para solicitar la baja laboral. 

Por otro lado, si hay un reconocimiento de incapacidad temporal, deberá quedar muy bien documentada, pues esta también influiría en el importe de la indemnización que corresponda. 

Lógicamente, si no podemos ir a nuestro trabajo por motivo de las lesiones del accidente, por cada día de baja y hasta que tengamos la recuperación necesaria para volver, podríamos recibir unos 52,26€ (de acuerdo a los datos del Baremo de 2018).

5.      Indemnización: Después de que nos den el alta del hospital y cuando nos recuperemos, empezará el momento de preocuparse por la compensación económica que creemos que deberíamos percibir.  Si decidimos pedir ayuda a un abogado, no tendremos por qué preocuparnos de nada, pues él se encargará de todo el papeleo y los trámites necesarios para que nuestra reclamación por accidente de tráfico resulte exitosa, no obstante, también depende de algunos factores. 

Primero que todo, y como establece el Art. 135 del Baremo de accidentes: “Los traumatismos cervicales menores que se diagnostican con base en la manifestación del lesionado sobre la existencia de dolor, y que no son susceptibles de verificación mediante pruebas médicas complementarias, se indemnizan como lesiones temporales, siempre que la naturaleza del hecho lesivo pueda producir el daño de acuerdo con los criterios de causalidad genérica”. 

 A los criterios de causalidad, que refiere lo antes citado la ley y que, además pueden ser determinantes para saber si corresponde la indemnización o no, son: 

·         Criterios de exclusión. Cuando no hay otra causa que sea origen del latigazo cervical de la persona afectada.

·         Criterios Cronológicos. Cuando los síntomas aparecen en un tiempo razonable. Este punto ilustra la importancia de obtener asistencia médica dentro de las 72 horas posteriores al accidente. Si pasa más tiempo, no se dará el cumplimiento de este criterio.

·         Criterios topográficos. Cuando exista una relación directa entre la zona afectada y el latigazo cervical, es decir, que el lugar afectado manifieste dolor en el cuello o en cualquier zona donde puedan presentarse síntomas de lesión (cabeza, hombros, manos, espalda).

·         Criterios de intensidad. En las situaciones donde se dé una relación y justificación entre la lesión causada y la gravedad del accidente. En este sentido, cobra especial importancia el informe de biomecánica de los periciales, una prueba experta que permite determinar la velocidad e intensidad del choque entre los vehículos implicados, y así valorar si la lesión, es o no, consecuente y objetiva.

Solamente se puede tener el derecho a recibir la indemnización si se cumplen los criterios mencionados anteriormente. 

Del mismo modo, la clave es saber que hay tres partes de la compensación económica específica involucrada aquí, que es la compensación por esguinces cervicales. 

1.      Tiempo de curación del latigazo cervical. El número de días, desde el accidente hasta el alta, afectará el monto final de la indemnización. A su vez, estos días se pueden dividir en cuatro categorías: Perjuicio muy grave cuando hay pérdida total de la autonomía; perjuicio grave cuando la pérdida de autonomía es parcial; perjuicio moderado cuando pierde la capacidad de trabajar y días básicos, cuando no hay pérdida ni de su autonomía, ni capacidad.

2.      Secuelas del latigazo cervical. Puede haber muchas secuelas después de ser golpeado, por lo que es mejor conocer la correspondencia entre estas y el monto de la indemnización, y consultar el baremo médico, que se refleja en el punto de referencia.

3.      Perjuicio patrimonial de latigazo cervical. La pérdida patrimonial resulta que resulta de un latigazo, puede ser de dos clases: 

·         Por daño emergente: corresponde a los gastos incurridos en la rehabilitación y curación del lesionado, como gastos de medicamentos, gastos de fisioterapia o por consultas médicas. 

·         Por lucro cesante: respecto a la pérdida económica resultante del hecho que se deja de recibir la totalidad del salario por motivos de estar de baja laboralmente. 

El monto final de la indemnización va a depender de todos los factores que comentamos hasta el momento, y puede estar alrededor de los 2.000€ y los 6.000€. ¿Necesitas ayuda? Calcula y reclama tu indemnización, o gestiona los procedimientos relacionados a los accidentes de tráfico con Lexify, donde encontrarás al abogado ideal para tu caso. 

Completa el formulario y recibe presupuestos de abogados de forma gratuita