Guía fiscal sobre Bitcoin

Todo el tema del bitcoin o también llamado criptomonedas empezó a tomar gran relevancia a nivel mundial, por ello en Lexify creamos esta guía completa y actualizada de todos los aspectos más importantes para que resuelvas todas tus dudas. 

Contenido 

1.      ¿Qué es el bitcoin?  ¿De qué se trata el Blockchain?

2.      ¿Por qué es importante el Bitcoin?

3.      La Hacienda española frente a las criptodivisas

4.      ¿Cómo tributar criptomonedas? 

En la actualidad, donde Internet tiene un papel muy importante, a lo largo de una década el término ‘criptodivisas’ surgió pero ¿qué son? Pues bien, estas son monedas estrechamente ligadas al contexto digital, dejando por fuera la intervención y control de los Estados y entidades financieras como los Bancos Centrales. En consecuencia, se crea toda una alternativa que pone en riesgo aspectos como el blanqueo de capital, la posibilidad de operaciones ilícitas, etc. Asimismo, para quienes saben cómo triunfar, esto significa una oportunidad de enriquecerse de una manera sin precedentes. Recordando el potencial para democratizar el sistema y evitar los intermediarios en dichas operaciones. 

Sigue leyendo para conocer en detalle las dudas más frecuentes sobre Bitcoin ¿cómo se adquieren y cómo se paga con criptomonedas? Y una muy importante ¿cómo tributar las operaciones con Bitcoin? 

1.      ¿Qué es el bitcoin?  ¿De qué se trata la Blockchain? 

El Bitcoin es un nuevo sistema de pago que se hace a través de las criptomonedas o criptodivisas, términos muy comunes desde hace más de un año a nivel mundial. Estas son monedas virtuales, es decir, no tienen una materialización física. Dentro de las principales características y beneficios, es que la intermediación desaparece y es permitido, las operaciones entre particulares de una forma directa, automatizando procesos a través del sistema de bloque (Blockchain). En consecuencia, ninguna entidad oficial tiene la posibilidad de conocer quiénes están comprando, vendiendo o intercambiando este dinero (excepto cuando se opta por una compra-venta a través de un Exchange, el cual explicaremos más adelante.

No haremos un análisis extenso de Blockchain pero si explicaremos en qué consiste para poder avanzar con otros procesos, en general, de las operaciones con Bitcoin (también abreviadas como BTC o XBT). 

Vamos a dar un ejemplo, supongamos que envías una moneda Bitcoin a un amigo, esta operación va quedando registrada junto con otras operaciones para formar una red. En ese momento, de forma instantánea se crea una cadena de bloques actualizada para poder verificar las siguientes transacciones, es decir, si la última transacción que vas a realizar es denegada, es porque esta cadena de bloques no se actualizó. Por ello, a través de unos códigos (criptográficos) todo el sistema se actualiza desde las primeras transacciones de esta moneda evitando posibles fraudes y violaciones al sistema. 

¿Cómo funciona el ‘minero’ del Bitcoin? 

Bueno, esta figura denominada minero del Bitcoin es la que garantiza la seguridad de todo el sistema, su trabajo es clave.  Los mineros son los encargados de verificar la cadena de operaciones y así mantener la blockchain (cadena de bloques) segura. 

Los bloques de los que estamos hablando están unidos por un hash único (una especie de contraseña), lo que significa que cuando un bloque está sellado y conectado a otro bloque, no se puede cambiar. El minero es el responsable de encontrar estas claves, que son una tabla resumen de fórmulas de una gran cantidad de información con unos pocos caracteres. Cuando encuentren un hash válido para unirse al bloque, recibirán el pago de Bitcoin y así se actualiza el sistema. 

Esto crea competencia entre los mineros, ya que es quien primero encuentra el hash. Para que te hagas una idea, puede haber muchas computadoras compitiendo para resolver el cubo de Rubik. El ganador recibirá una bonificación. Pero únicamente, la solución de este cubo es diferente a cada momento. Todas las computadoras del mundo trabajan en el mismo bloque. Después de resolver estos problemas, todos trabajarán en el siguiente bloque. La información se comparte con todas las computadoras que la solicitan, esta es otra característica de Bitcoin: cualquiera puede participar en el proceso. Pero por ello no os penséis que esta información proporciona tu nombre propio, o del comprador o del vendedor. Nada de esto, simplemente las direcciones en la blockchain son anónimas, por ello queda difícil hacer un seguimiento del registro del dinero.

En los primeros días de Bitcoin (que discutiremos más adelante), cualquier persona con una computadora potente podía convertirse en minero. Pues básicamente debían detectar el algoritmo correcto y solo una computadora de gran capacidad puede hacerlo. Es decir, que no es necesario que una persona (humano) esté en la computadora o sea quien se encargue de minar. 

Dado el jugoso negocio de la minería de Bitcoin, podemos concluir que este trabajo se ha ido «especializando» y no está disponible para todos ahora. Existe una gran cantidad de granjas de ordenadores responsables de la minería, y estas granjas requieren de mucha electricidad y software especial para resolver estas operaciones. Pues bien, para España esto no sería tan rentable, pues sus costes serían elevados.

Sin embargo, si te atreves a intentarlo, debes saber que aquí tienes la responsabilidad primordial ante el Ministerio de Hacienda. La minería de Bitcoin se considera una actividad que requiere gastos e ingresos, por lo que debe tributarse y abonar el pago correspondiente del Impuesto de Actividades Económicas. 

¿Es seguro el Bitcoin? 

Sí. Pues como vimos antes y con todo lo que explicamos, el sistema de la blockchain radica en la seguridad del Bitcoin. Como todas las operaciones que tú hagas quedan registradas junto con las de otras personas en una gran base de datos con acceso a muchos ordenadores a nivel mundial, quien quisiera hackear el sistema debería entrar al menos al 50% de todos esos ordenadores ¿difícil verdad? Además, si le añades el hecho de que el registro es anónimo, será aún más difícil descifrar cuántas operaciones hay y dónde se encuentran. Igualmente, se enfrentan a los mineros que con potentes ordenadores descubren un posible hash. 

2.      ¿Por qué es importante el Bitcoin? 

Pues bien, ahora que nuestro conocimiento es más amplio y tenemos una mejor comprensión de qué son las criptomonedas y cómo funcionan, vamos a enfocarnos ahora en el Bitcoin. Toda esta información es realmente imprescindible para abarcar completamente todo lo que supone este tipo de divisas que dejan por fuera el control de las haciendas y los bancos centrales. 

Posiblemente te estás preguntando ¿quién fue el creador del Bitcoin? El creador es Satoshi Nakamoto que en 2008 ideó este sistema. El nombre Satoshi Nakamoto, que no se sabe si es una persona o un grupo de científicos informáticos unidos por este nombre. Operando a través de la cadena de bloques, la moneda no será reconocida por ningún país o institución oficial. De hecho, aunque ahora es una moneda de transacción aceptable, inicialmente no se le permitió usarla para otro tipo de transacciones. 

Bitcoin no es la única criptomoneda (se desconoce el número exacto, pero se estima que hay miles), aunque es la moneda más popular y ampliamente utilizada con aproximadamente 18.5 millones de XBT en circulación. Su creador anunció que habrá un precio fijo de 21 millones de bitcoins, lo que evitará la inflación. Por lo tanto, se espera que a medida que se acerca el momento de la circulación de todas estas monedas, su valor se dispare. 

Aunque existe una disputa sobre la fecha de extracción de todos los bitcoins: algunas fuentes señalan que alrededor del año 2150, aunque aclararon que para el 2032, el 99% de dichos bitcoins se han extraído. 

¿Qué es lo novedoso del Bitcoin? 

Dijimos que hace más de un año, el término «criptomoneda» se había convertido en parte de nuestro vocabulario habitual, pero si esta moneda se creó desde el 2008 ¿por qué su popularidad actual? 

Supongamos que, para febrero de 2011, hace 9 años, hiciste una inversión de 100 euros en Bitcoin. El valor fluctúa todos los días, y en ese momento su valor cambiaba de acuerdo al dólar estadounidense por cada XBT.  Siguiendo con el ejemplo, entonces compraste los 100 Bitcoins. 

¿Sabes cuánto dinero habrá disponible a principios de diciembre de 2020? Unos 1.750.000 €. Es fácil entender por qué esta moneda es noticia. Por qué es importante para el Ministerio de Finanzas. ¿Sabes cuánto dinero tendrías disponible a principios de diciembre de 2020? Unos 1.750.000€. Es fácil entender por qué la novedad de esta moneda, sobre todo para Hacienda. 

2017 fue el año del Bitcoin. Cada una de estas monedas ha valido alrededor de mil dólares desde el año pasado. El valor más alto en una plataforma operada en España supera los 19.000 dólares.  En otras palabras, si los 100€ invertidos en 2011 se vendieran en el momento adecuado, ¡hubieran sido 1,9 millones de euros! Una cantidad considerable que por supuesto ha llamado la atención de la Agencia Tributaria española. 

De los primeros precios registrados en Bitcoin fue en el año 2010, y el precio más alto fue de 0.39$. En 2011, el precio de Bitcoin era de 22 dólares, mientras que en 2012 era de 14 dólares. A finales de 2013, su valor había alcanzado casi los 1.000 dólares estadounidenses, aunque cayó a 300 dólares estadounidenses en 2014 y se movió en este entorno a lo largo de 2015. Para el 2016 fue una preparación para el siguiente año. En el año 2020 inició con una tendencia muy baja, pero en unos días se recuperó a los 19.000 dólares estadounidenses, lo que deja ver una gran volatilidad en el precio de la criptomoneda. ¿Quieres seguir su evolución? Aquí puedes hacerlo. 

Lo bueno y lo malo del Bitcoin 

El concepto de criptomoneda conlleva la esperanza de revolucionar los sistemas tradicionales que conocemos. En la actualidad, ninguno de estos dos países y sus bancos tienen la capacidad real de controlar por primera vez, una cantidad tan grande de fondos, lo que conlleva los pros y contras que analizaremos. 

Por un lado, hemos recopilado estos argumentos por expertos en materia, a beneficio del Bitcoin: 

·         Mejora la seguridad de los pagos eliminando los datos personales y acelerando las transacciones.

·         No necesita un intermediario bancario, por lo que son operaciones libres de comisiones y no están restringidas por condiciones de terceros (a menos que accedas a través del sistema Exchange).

·         El número fijo es de 21 millones, por lo que, a diferencia de las divisas de los estados, no se requiere previsión sobre la posibilidad de «imprimir» más monedas.

·         Valor estable o valor de refugio seguro. Según Vergue, parafraseando sus palabras sería como el oro que se compraba anteriormente y, como no tenía regulación, se disparó. Pero a diferencia del oro o los diamantes (que son objetos materiales), estas monedas son inmateriales y el dinero se almacena en una nube.

·         Este es un concepto abstracto y pues no hay una ‘fábrica de dinero’ a la que atacar. Y debido al uso de la tecnología blockchain, su sistema de seguridad es inviolable, lo que no significa que se pueda hackear la cuenta personal de cada usuario o en casa de intercambio puedan ser pirateadas.

·         Se espera que democratice el sistema. Está controlada por miles de personas y empresas, por lo que, al menos en teoría, su funcionamiento no depende del gobierno ni de las grandes empresas. De hecho, algunas autoridades creen que Bitcoin puede ser la clave para perforar la burbuja económica y avanzar hacia un mundo descentralizado.

Ahora veremos los argumentos negativos, que principalmente son: 

·         Justamente al no existir unas leyes de control por parte del estado, el dinero se hace más complicado de controlar. Esto significa que esta sería otra forma más de blanquear el capital con las divisas tradicionales de la economía actual.

·         Debido a este anonimato, puede promover el comercio ilegal de armas o el tráfico de personas.

·         Algunos expertos señalaron que estamos ante una nueva burbuja, y cuando la burbuja estalle, como otros han hecho antes, dejará un puñado de personas afectadas.

·         Como ya hemos señalado, se trata de un valor muy inestable cuyo precio depende de la oferta y la demanda, por lo que, como otros valores cotizados, también es susceptible de especulación.

·         El proceso de blockchain, para garantizar las operaciones implica un gran consumo de energía eléctrica. Si bien, es necesario aclarar que la blockchain, no es una tecnología dedicada únicamente a las criptomonedas, y se puede concluir que aún está en fases experimentales. 

Estas criptomonedas tienen otras posibles deficiencias, pero comparten estas deficiencias con los billetes de banco de uso común. Para hacer énfasis en dos, los propietarios de Bitcoin deben tener cuidado con la seguridad de la red, porque algunas personas están dedicadas al fraude, el engaño y el robo para obtener las credenciales de estas personas, y así poder transferir tu moneda virtual. De la misma manera pasa con las contraseñas bancarias, la contraseña utilizada para comprar y vender Bitcoin, no la debes compartir con nadie.

Otro posible inconveniente, relacionado con la llamada democratización del sistema monetario mundial, es que, de la misma manera que pasa con monedas físicas o las acciones de las grandes empresas, las criptomonedas también pueden ser controladas por varias manos y tienen mucho poder para influir en tus cotizaciones. En otras palabras, además del primer boom que se experimentó, son en última instancia los que tienen mayor poder adquisitivo, quienes controlarán la mayor cantidad de Bitcoin para seguir aumentando su riqueza.

3.      La Hacienda española frente a las criptodivisas 

Ahora que entendemos la información básica sobre las criptomonedas, sabremos cómo utilizarlas para operar, y al mismo tiempo tener la certeza de que nuestra relación con la Agencia Tributaria no nos traerá sorpresas desagradables. 

El progreso tecnológico cada vez es más rápido, pero la legislación no tiene la misma capacidad. Como resultado, Hacienda se queda atrás en la regulación y posible control de impuestos sobre Bitcoin y otras monedas virtuales. Claro que, esta situación no solo sucede en España, también pasa por todo el mundo. Como explican los especialistas en Derecho Fiscal: si una persona realiza una transacción sin ninguna intervención humana, lo que significa que aquellos que se consideran garantes del funcionamiento normal del sistema dejarán de interactuar, lo que supone un cambio completo del sistema habitual. En consecuencia, dando una sensación de ambigüedad en la ley con relación a la tributación de las monedas virtuales. 

En enero de 2018, el Ministerio de Hacienda emitió las directrices generales para el Plan de Acción de Control Fiscal y Aduanero de este año a través del Boletín Oficial, donde se establece el ‘empleo de las criptomonedas’ como un desafío que exige mucho actualmente, añadiendo que, para hacer frente a este riesgo, se deben potenciar las unidades de investigación en el uso de la Agencia Tributaria respecto a estas nuevas tecnologías que recopilan y analizan la información de las redes. 

Esto significa que el Ministerio de Hacienda estará interesado en todo lo relacionado con este aspecto, pero aún no ha establecido acciones concretas ni nuevas medidas complementarias a las existentes, y que de momento regulan la situación. 

El punto de mira es el blanqueo de las capitales 

Hay una gran preocupación de que estas monedas puedan estar vinculadas al tráfico ilegal de armas, drogas, personas o cualquier otro tipo de contrabando. Sin embargo, además de estas medidas, la moneda virtual se puede utilizar con más frecuencia para el lavado de dinero o la evasión fiscal. 

La Comisión Europea ha requerido a las casas de intercambio (conocido como Exchange) que se especializan en la compra venta de bitcoins, para identificar a las personas que usan estas monedas para transacciones, pero esto no es una obligación legal. Para dar un ejemplo, el abogado y creador de Nevtrace (empresa de Blockchain) explica un poco mejor esto en las sentencias recogidas en su página web donde está todo tipo de consultas referentes al Bitcoin y otras criptomonedas. 

Cuando una persona apertura su cuenta de Exchange, deberá proporcionar información personal y debe anotar su número de identificación en el onboarding   o su número de pasaporte. Para cada moneda que use, se asignará una dirección pública que se registrará en la cadena de bloques (blockchain). 

Aun así, aunque exista este control de intermediarios, puedes obtener bitcoins desde cualquier dirección a través de una empresa ubicada fuera de España, o incluso en un paraíso fiscal, protegido por el anonimato. O puedes transferir a una cuenta bancaria de otro país (por ejemplo, Francia) y comprar desde allí en cualquier parte del mundo. 

Por lo tanto, antes de tomar medidas, te recomendamos que te asesores con un experto en garantías. En Lexify haremos todo lo posible por ayudarte a encontrar al mejor profesional. Déjanos saber tu caso a través de nuestro formulario en línea, y recibirás hasta tres presupuestos personalizados en 24 horas de forma gratuita y sin compromiso, para que te asegures con un experto en derecho tributario todo el tiempo. 

Advertencias sobre los tokens por parte de la CNMV 

Aunque su relevancia es diferente, debes estar avisado con anticipación, y entender los tokens, monedas que las empresas crean para buscar financiamiento. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) emitió una alerta por «riesgo para los inversores» el 13 de noviembre de 2017. 

Lo que ocurre es que gran parte de estas operaciones están relacionadas con el fraude: se quedan con el dinero de los inversores y no existe tal proyecto para poner en marcha. 

Aunque esto no tiene nada que ver con las criptomonedas como Bitcoin o Ethereum, pueden confundirse con ellas (usan tecnología blockchain y vienen en forma de criptomonedas).

4. ¿Cómo tributar criptomonedas? 

Es el momento de hacer cuentas para el Ministerio de Hacienda. Lo que ocurre con el Bitcoin, sucede que, debido a su fuerte subida de valor, las personas que poseen estas criptomonedas no hace mucho tiempo descubrieron una fortuna. Asimismo, es posible que, debido al potencial de este mercado, recientemente haya decidido participar en la compra y venta de divisas, ya sea como refugio seguro, o pretenda utilizarlo para obtener bienes o servicios. En cualquier caso, debes saber que la oficina tributaria conoce tus activos (los activos que declaras y los fondos que tienes en una cuenta bancaria nacional o internacional (según el país), y cualquier aumento sustancial de activos puede levantar sospechas. 

Para continuar con esta información, Pablo Fernández Burgueño, responsable del ámbito jurídico de Nevtrace, el profesor experto de postgrado de Bitcoin y Blockchain en la Universidad Europea de Madrid, nos ayudó a resolver algunas dudas que veremos a continuación y posibles soluciones de cada caso. 

Compre Bitcoins y los tengo, pero no he vendido ni comprado nada

En esta situación, si no se realiza ningún tipo de operación sobre la criptomoneda, entonces no se tiene ninguna responsabilidad sobre el físico. Debido al anonimato proporcionado por la tecnología blockchain, incluso el Ministerio de Finanzas no puede probar que tú posees estas monedas.

No obstante, recuerda que en circunstancias normales, esta situación terminará en algún momento. Una vez que uses las monedas Bitcoin, tanto para la compra venta y luego, depositar el dinero en una cuenta bancaria, el patrimonio estará disponible para la oficina de impuestos. Cuanta más información se genere sobre el uso de Bitcoin, más fácil será para las agencias gubernamentales conocer la existencia de Bitcoin.

La normativa fiscal está estipulada en cuatro años mediante el artículo 66 de la Ley General Tributaria. Posteriormente, la Administración determinará la deuda tributaria, para poder exigir el pago de la deuda y para la solicitud de las devoluciones que se derivan de cada tributo, caduca. 

Ya vendí Bitcoins ¿Cómo tengo que declarar?

La persona deberá incluir en su declaración de renta el incremento patrimonial alcanzado, y abonar el pago correspondiente del impuesto, el cual tiene tres niveles: el 19%, 21% o 23%.

Este aumento debe anotarse en la Declaración de Renta, por lo que hay que avisar con anticipación: si ganaste mucho dinero vendiendo monedas, para mantener un acuerdo con el Ministerio de Hacienda, tendrás que pagar los impuestos correspondientes, que también serán elevados. Te recomendamos, primero que todo, que consultes con profesionales del derecho tributario, como los profesionales que ofrece Lexify, incluso antes de la venta, para elegir la mejor opción según la particularidad de tu situación.

Así como puedes vender una propiedad y recibir ganancias de capital (la vendes más costosa que el precio por el cual la adquiriste), si vendes bitcoins a un precio más alto que el que compras, también debes informar tus ganancias que influirán en el patrimonio. 

Continuando con el ejemplo que veníamos comentando, el afortunado, que invirtió 100€ en Bitcoin en 2011 y lo vendió en diciembre de 2020. Su plusvalía es de 1.899.900, por lo que deberá pagar 437.000€ (23%) en impuestos, en la Declaración de Renta. 

Del mismo modo, se debe considerar que, si el precio de venta de bitcoin es menor que el precio de compra, vender bitcoin puede generar pérdidas. En ese caso, también debe reflejarse en la Declaración, porque puede beneficiar al declarante.

Estoy dedicado a la compra-venta de Bitcoin ¿Qué obligaciones fiscales tengo?

Para responder esta pregunta es necesario tener en cuenta que para ello no existe una normativa específica y que, por el momento, se tratan como divisas virtuales, pero no se sabe muy bien a futuro como pueda ser. 

En octubre de 2015 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictó en una sentencia que, estas monedas virtuales tienen el mismo carácter que una divisa convencional, pudiendo ser intercambiadas libremente y sin tener IVA.

Estoy comprando en Bitcoins, ¿Qué debo hacer si soy comprador o vendedor? 

No olvidemos que Bitcoin es una moneda. Por lo tanto, se puede utilizar para comprar bienes y servicios (esto es obvio, pero vale la pena recordarlo). El XTB ha sido autorizado en España como método de pago, de hecho, en enero se supo que colocó en venta el primer piso en nuestro país para pago con Bitcoin. En ese momento estaba en Tarragona y por ello se pagaron 40 criptomonedas, lo que en este caso trajo incertidumbre al notario. Por ello, para cualquier caso es mejor pagar el IVA como si fuera en euros. Por ejemplo, si tú das euros y te devuelven en Bitcoins, estarás exento de IVA (únicamente para este caso).

Ahora pasamos al vendedor, quien deberá realizar los trámites necesarios para convertir la venta en criptomoneda y luego en euros para liquidar los pagos trimestrales con el Ministerio de Hacienda y así liquidar el IVA. 

En el momento, Hacienda no recibe pagos por impuestos de las criptomonedas. 

Si una empresa recibe Bitcoins ¿deben reflejarlo en la contabilidad?

Sí. Es necesario hacerlo y también declararlo a través del Impuesto de Sociedades, asimismo deberán reflejarlo en los libros contables.

¿Tengo que informarle a Hacienda que estoy intercambiando monedas? 

Otra duda que puede surgir es, por ejemplo, qué ocurre con la compra de Ethereum (considerada la segunda criptomoneda más popular) con Bitcoin. ¿Necesitas declarar algo?

Sí, ya que si hay cambios en el patrimonio debes recordar que este incremento debes declararlo, de este se extraerá el 19%, 21% o 23% de acuerdo a lo que hayas ganado en euros. 

¿El bitcoin afecta el impuesto sobre el Patrimonio? 

En España, es muy probable que hayan aparecido nuevos ricos gracias a Bitcoin. Si eres uno de ellos y sabes que existe un impuesto a la riqueza, entonces no tienes que preocuparte por eso por ahora. El Impuesto sobre el Patrimonio, ya no es efectivo a partir de 2018 porque su expansión no fue incluida en el último BOE del año pasado; sin embargo, este no es el objetivo final, ya que los Presupuestos Generales aún no han sido aprobados y la Agencia Tributaria puede corregir esto. 

¿Buscas un especialista en Derecho Fiscal? Los mejores y los más cercanos a ti, se encuentran en Lexify. Cuéntanos brevemente cuál es tu caso a través de nuestro formulario online y podrás recibir hasta tres presupuestos, gratis y sin ningún compromiso, de los abogados más cercanos a ti y quienes te ayudarán a gestionar mejor las criptomonedas y aclarar tu patrimonio con Hacienda. 

Completa el formulario y recibe presupuestos de abogados de forma gratuita