¿Cuál es el precio de la extinción de un proindiviso en 2021?

Son varias las causas y motivos por los que puede surgir la necesidad de extinguir un proindiviso. Específicamente hablando, nos referimos a todos los bienes o conjuntos de bienes (propiedades) que pertenecen a más de una persona. Este tipo de bienes, comúnmente inmobiliarios son los que aún no se han dividido.

Un punto clave que deberás tener en cuenta es el coste para proceder con la extinción del proindiviso. El valor de este importe dependerá de varios factores y cambiará de acuerdo a cada caso. Por ello, es importante mencionar que es un trámite legal el cual los abogados, en general, no darán un precio fijo o único. No obstante, si es posible hacer una estimación máxima y mínima, de acuerdo a las particularidades del caso.

¿En qué momento se debe hacer la extinción de un proindiviso?

Para empezar, ten en cuenta algunas situaciones por las que se deberá efectuar la división del bien entre los propietarios y así, extinguir el proindiviso:

·         Divorcio o separación: un matrimonio que haya adquirido una propiedad y tras el divorcio deban proceder a hacer el reparto.

·         Herencia: también se consideran proindivisos todos los bienes que pertenecen en partes iguales a los herederos.

·         Decisión voluntaria: Algunas veces y sin necesidad de recurrir a procesos más complejos, todas las partes llegan a un acuerdo para la extinción del proindiviso.

¿Quieres saber más detalles sobre la división de un proindiviso?

Gastos habituales de un proindiviso

Indudablemente esta es uno de los factores que puede animar a los propietarios a extinguir un proindiviso y son los gastos asociados que conlleva. Los rendimientos económicos y el mantenimiento de la propiedad, son compartidos entre todos. En este punto, pueden surgir los siguientes costes:

·         Impuestos de la propiedad

·         Pago de los recibos de suministros

·         Labores de limpieza o mantenimiento de la propiedad

¿Cuál es el coste de la extinción de un proindiviso?

Los costes derivados de la extinción de un proindiviso pueden ser diversos. Pero, un precio medio está en 1.200€ aproximadamente. Pues bien, como os hemos dicho anteriormente el precio puede variar considerablemente, siendo un coste mínimo 800€ y en casos más complejos puede ser unos 3.000€.

A parte de esto, los gastos que se deben asumir en cualquier división de un proindiviso son:

Tasas judiciales: estas aplican para las personas jurídicas y el valor del importe suele ser 300€ más el 5% del valor del bien. Las personas físicas están exentas y no deben abonar esta tasa si quieren proceder a la extinción de un proindiviso.

·         Impuestos: el impuesto correspondiente es el de Actos Jurídicos Documentados (AJD). En este punto existe una novedad importante para mencionar, ya que es muy común y es respecto a la adjudicación de la vivienda. Es decir, si uno de los propietarios se queda con la vivienda en compensación del respectivo pago proporcional, no deberá abonar totalmente el impuesto. Lo único que será necesario es abonar el importe respectivo de la parte de la vivienda que se desea adquirir. Para resumir, si uno de los dos cónyuges se queda con dicha vivienda en común, deberá pagar por el 50% el AJD.

·         Honorarios profesionales: son todos los gastos relacionados con la minuta del abogado, su asesoría, así como gastos del notario y procurador.

·         Registro de la propiedad: en el momento que se efectúa la división del proindiviso, deberá formalizarse en el Registro de la Propiedad el cambio de la titularidad.

¿Qué formas hay para proceder a la extinción de un proindiviso?

Pues bien, así como en otro tipo de trámites, extinguir un proindiviso se puede hacer de varias formas. La vía que elijas será la que influirá en el precio final de este trámite, así que lee cuidadosamente:

Ante notario

Esta es la forma más económica para extinguir un proindiviso, ya que solo se debe hacer la conciliación ante notario. Claramente, esta vía es la que menos conflictos genera porque es un acuerdo común de todos los propietarios. Además, esta tiene la misma validez que las extinciones de un proindiviso por resolución judicial. Para formalizar este trámite, se hace a través de una escritura pública donde se incluyen todas las cláusulas de obligado cumplimiento para todos los que intervengan.

Por venta ordinario

Cuando no se llega a un acuerdo con los miembros de la comunidad de bienes, lo mejor es colocar a la venta el bien en proindiviso, eso sí, todos deben manifestar su voluntad de venderlo. Con esta venta, será más fácil que cada uno obtenga en partes iguales la cantidad económica que corresponda.

Por subasta notarial

Esta vía consiste en hacer una convocatoria por parte de un notario. Actualmente este procedimiento es demasiado simple porque se realiza de forma virtual. Para esta subasta notarial, se debe fijar el precio de salida del bien, el cual establecerá un perito y todos aquellos interesados en participar en la subasta deben abonar previamente el 5% de su valor.

Por procedimiento judicial

Si definitivamente no hay la posibilidad de un acuerdo, se deberá acudir a los Tribunales. Esta opción no es recomendable porque aparte de ser muy costosa también podría tardar mucho tiempo. Hay casos en los que la extinción del proindiviso, pasados cinco años desde el inicio del trámite, se hace efectiva.

¿Existe la posibilidad de minimizar el coste de un proindiviso? ¿Cómo se hace?

Lo más recomendable siempre será buscar un acuerdo, pero en caso de que no sea posible, te recomendamos acudir a un abogado especialista para que te asesore correctamente. Aquí en Lexify puedes elegir uno, solo debes contarnos en nuestro formulario que necesitas y recibirás hasta 3 presupuestos gratis y de los mejores abogados de tu zona.  

Completa el formulario y recibe presupuestos de abogados de forma gratuita