¿Necesitas abogado?
Cuéntanos tu caso y recibe presupuestos de forma gratuita

¿Qué pasa si tienes un accidente de tráfico y das positivo en alcohol? – Guía Actualizada 2023

¿Quieres un abogado? Cada día ayudamos a más de 100 personas a conseguir un abogado.

Te ayudamos a conseguir el abogado adecuado para tu caso. Haz click en el boton de abajo para conseguir hasta 3 presupuestos de abogados especializados de forma totalmente gratuita

Es importante no conducir bajo ningún concepto bajo los efectos del alcohol. Si tienes un accidente con el coche y das positivo en alcohol, las consecuencias pueden ser devastadoras. 

Si es un tema que te preocupa, en la siguiente guía analizamos todo lo que debes saber al respecto, para que conozcas cómo se procede en España

Accidente de tráfico y positivo en alcohol: ¿qué consecuencias tiene? Guía con todo lo que necesitas saber 

En España, las consecuencias de tener un accidente de tráfico y dar positivo en alcohol pueden ser significativas. Hablamos de posibles repercusiones legales y administrativas.

Si el resultado es positivo y otros conductores han resultado heridos, hablamos de un delito contra la Seguridad del Tráfico, recogido en nuestro Código Penal. Los heridos tendrán derecho a solicitar una indemnización por los daños materiales y personales sufridos.  

Sanciones administrativas y penales

Si das positivo en alcohol en un control de alcoholemia tras un accidente de tráfico, puedes enfrentar sanciones administrativas o a un delito contra la seguridad vial. 

En primer lugar, debes saber que según la Ley de Seguridad Vial en España, los límites legales de alcohol en sangre para conductores son de 0,5 g/l de alcohol en sangre (0,25 mg/l en aire espirado) y 0,3 g/l (0,15 mg/l) para conductores con menos de dos años de experiencia.

Si superas estos límites, podrías recibir una multa y perder puntos del permiso de conducir. Pero la peor parte sucede si tienes un accidente con el coche y vas bebido, dado que las consecuencias son peores.

Sanciones según la tasa de alcohol en sangre

  • Si la tasa de alcohol está entre 0.25 y 0.50 mg/l la sanción es de 500 euros y además se pierden de 4 puntos del permiso de conducir. 
  • Si la tasa de alcohol es superior a 0.50 mg/l la multa sube a 1000 euros y la retirada de 6 puntos del permiso de conducir. 
  • Si la tasa de alcohol supera los 0.60 mg/l, el responsable se enfrenta a un ilícito penal con penas de 3 a 6 meses de prisión, multas de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días. Además de la privación del permiso de conducir de 1 a 4 años. 

En los casos más leves, el responsable recibe una sanción administrativa. Pero como ves, conducir bajo los efectos del alcohol puede ser considerado un delito en determinadas circunstancias. 

Si el resultado del control de alcoholemia triplica los límites legales establecidos o si se produce un accidente con lesiones graves o fallecimiento debido a la influencia del alcohol, hablamos de penas de prisión, retirada del permiso de conducir y otras medidas legales. 

También debes tener en cuenta que estos límites legales de alcohol en sangre pueden cambiar en cualquier momento, por eso es importante que te mantengas informado.

Responsabilidad civil

Si el accidente causa daños a terceros, es probable que también debas enfrentar reclamaciones de responsabilidad civil

En ese caso, el responsable tendría la obligación de compensar a las víctimas por los daños y perjuicios sufridos. Esto puede incluir indemnizaciones por lesiones, daños materiales, gastos médicos, pérdida de ingresos y otros perjuicios económicos. 

La responsabilidad civil no sale directamente del bolsillo del responsable, sino que la cubre el seguro del conductor que iba bebido y que provocó el accidente. La compañía aseguradora debe hacerse cargo de reparar los daños provocados y abonar las indemnizaciones que correspondan a los perjudicados. 

El seguro obligatorio de responsabilidad se considera civil directo, lo que viene a decir que siempre está obligado a responder. Con lo cual, por esta parte podrás quedarte tranquilo.

No obstante, ten en cuenta que no todos los seguros son iguales. Cada póliza es un mundo y es importante que la revises bien. Sobre todo por estas situaciones:

  • En el futuro, la compañía de seguros le podría reclamar al responsable los gastos sufragados por conducir ebrio. Se le conoce como facultad de repetición y, para que la compañía de seguro pueda ejercer ese derecho, deberá estar indicado en las cláusulas limitativas de derecho de la póliza del vehículo. 
  • No todos los seguros son iguales. Hay pólizas que tienen cláusulas de exclusión de responsabilidad en el caso de ir conduciendo borracho. Con lo cual, con una póliza así no se te cubriría ante un accidente ebrio. Por eso es tan importante tratar de llevar todas las coberturas, por si algún día pudiera hacer falta (aunque mejor que no haga falta nunca).

Por lo tanto, ten claro que hay aseguradoras que se pueden negar a cubrir los daños causados en un accidente si el conductor dio positivo en alcohol, teniendo el conductor que asumir todos los gastos de la reparación de su propio bolsillo.

Pérdida de cobertura del seguro

Otra de las consecuencias de conducir ebrio, es que te pueden echar del seguro. Y no es lo único, porque te puede resultar no sólo más difícil que te aseguren, sino también que te suban mucho la cuota y tengas que pagar más dinero.

En cualquier caso, las consecuencias son generales y pueden variar en función del accidente, los daños causados y las leyes y regulaciones vigentes en el momento del suceso. 

¿Cómo evitar sufrir un accidente de tráfico por ir bebido?

Lo mejor que puedes hacer, es evitar conducir si bebes alcohol. No hay más misterio. Siempre puede conducir una persona que no beba o incluso puedes tomar un taxi o transporte público. Pero debes considerar otras alternativas, porque nunca pasa nada hasta que pasa y luego no hay marcha atrás.

¿Hay forma de bajar el nivel de alcohol en sangre más rápido?

Te sorprenderá saber que hay varias formas en las que el organismo puede eliminar el alcohol del cuerpo. Principalmente a través del sudor, de la orina y de la respiración.

Un truco que funciona muy bien y que puedes hacer antes de coger el coche (siempre y cuando hayas bebido poco) es tratar de beber mucha agua para así limpiar e ir al baño a orinar. De esta forma podrás bajar el alcohol más rápidamente. Incluso puedes hacer algo de ejercicio para tratar de sudar y que te baje antes.

Esperamos que esta guía te haya resultado de gran utilidad, aunque siempre es mejor no tener que enfrentarse a este tipo de situaciones, porque no son plato de buen gusto para nadie. 

En cualquier caso, si te enfrentas a esta situación de tener un accidente de tráfico estando bebido y necesitas asesoramiento, te recomendamos consultarlo con un abogado especializado porque así todo te resultará más fácil. En Lexify te podremos poner en contacto con hasta 3 abogados especialistas en alcoholemia, tan sólo tienes que hacer click aquí.

¿Necesitas abogado?
Cuéntanos tu caso y recibe presupuestos de forma gratuita